Exportación de pescado y marisco a Austria

Pescado y marisco español: los platos estrella del menú austríaco

El sector pesquero austríaco, que se basa en la importación, está experimentando un notable crecimiento. Por ello, ofrece magníficas oportunidades de negocio para las empresas españolas dedicadas a la producción y exportación de pescado y marisco. No obstante, si se quieren comercializar estos dos productos en Austria, la traducción al alemán es fundamental.

Austria es un mercado pequeño, pues cuenta con una población de 8,9 millones de habitantes, cifra que refleja la cantidad total de compradores o consumidores nacionales de productos y servicios. No obstante, el país tiene una economía de mercado muy desarrollada y un alto nivel de vida, ya que presenta una de las rentas per cápita más elevadas de la UE.

De entre los diversos mercados existentes en Austria, la industria pesquera está experimentando un notable crecimiento actualmente. No obstante, dada la situación geográfica del país, la producción local de pescado y marisco no cubre la demanda interna de estos alimentos. Por esta razón, Austria los importa de otros países. De entre todos ellos, España ocupa el décimo puesto como país suministrador.

A partir de toda esta información, se puede concluir que el mercado austríaco de pescado y marisco ofrece dos grandes oportunidades para las empresas españolas que pertenecen al sector pesquero.

España cuenta con una oportunidad inigualable para exportar sus conservas de pescado a Austria.

En primer lugar, el pescado en conserva es el artículo más demandado por los consumidores locales, quienes lo consideran un producto de calidad por el que merece la pena pagar un precio más elevado. Esta tendencia en la demanda ofrece a España una oportunidad inigualable de exportar sus conservas a Austria. Cabe destacar que el atún es el producto estrella, pues es el pescado en conserva preferido de los austríacos.

Las empresas españolas dedicadas a la producción de pescado y marisco podrían convertirse en las principales suministradoras de las cadenas locales austríacas que comercializan estos dos productos.

En segundo lugar, la comercialización de productos pesqueros en Austria se lleva a cabo a través de importadores. Además, las grandes cadenas de distribución minorista austríacas, actualmente, están diversificando los productos que ofrecen con marca de distribuidor (productos de marca blanca). Por este motivo, las empresas españolas dedicadas a la producción de pescado y marisco podrían convertirse en las principales suministradoras de dichas cadenas locales.

Las empresas extranjeras necesitan traducir al alemán las etiquetas del pescado y el marisco que exportan a Austria, así como los contenidos de su página web.

Es muy importante destacar que, en Austria, los productos del mar se comercializan con el etiquetado escrito en lengua alemana. Por tanto, las empresas extranjeras necesitan traducir al alemán las etiquetas del pescado y el marisco que exportan a este país, así como los contenidos de su página web, en caso de que también vendan online.

En el etiquetado y en la web de las empresas se suele mencionar el nombre propio de cada producto, su modo de conservación y preparación, así como su procedencia. Toda esta información es la que hay que traducir al alemán, idioma oficial de Austria, para que los consumidores locales tengan acceso a ella al comprar el pescado y el marisco procedente de otros países. De esta forma, las empresas extranjeras productoras y distribuidoras de productos del mar se podrán asegurar un hueco en el sector pesquero austríaco.

María Soria
[email protected]

Es filóloga inglesa, editora y traductora inglés-español. Apasionada de la escritura, tiene amplios conocimientos en corrección de textos en español y traducción literaria, humanística y jurídica. Ha traducido y autopublicado en Amazon varios relatos breves. En sanscrit, se ocupa del marketing. LinkedIn | Web