Traducción Química

¿Necesitas un traductor nativo técnico con experiencia en el sector químico?
¿Buscas un traductor científico para traducir tu documento técnico?

La industria química se caracteriza por estar sometida a un estricto cumplimiento normativo. Este hecho es comprensible a la luz de la ingente cantidad de productos destinados al consumo o al uso profesional que se generan hoy en día y en cuya fabricación intervienen procesos químicos. La traducción profesional es especialmente relevante para cualquier empresa del sector químico, ya que necesitará trasladar a otros idiomas multitud de documentación altamente sensible.

Los retos de la traducción química profesional

El sector químico es un claro ejemplo de cooperación internacional entre el sector público y el privado. En nuestra vida cotidiana es fácil encontrar multitud de artículos producidos o tratados en plantas químicas mediante distintos procedimientos. Algunos ejemplos son los hidrocarburos, los elementos de la construcción, los plásticos o los alimentos.

Las empresas que intervienen en la producción o el tratamiento de estos y otros productos acaban creando un enorme mercado donde se crean miles de puestos de trabajo y donde también se ven involucradas las entidades gubernamentales. Este escenario es el propicio para la generación de ingentes cantidades de documentación, casi siempre destinada a las empresas públicas y privadas de varios países diferentes.

Los textos susceptibles de ser traducidos en el sector químico pueden ser patentes que contengan algún tratamiento o proceso de producción innovador. También existe una enorme industria alrededor del refinado del petróleo, extraído y procesado en plantas repartidas por todo el mundo. En esta industria, que pone de manifiesto la sinergia existente entre los gobiernos y las empresas de ingeniería, se generan diversos documentos que es necesario traducir.

Otros ejemplos de textos propios del sector químico que suelen necesitar de una traducción a otros idiomas son los informes toxicológicos, los informes de desviaciones, las fichas de datos de seguridad de los materiales, los escenarios de exposición o los resúmenes de características de los productos.

El papel del traductor profesional especializado en química

La química es una disciplina que se distingue por tener un vocabulario muy específico, así como multitud de campos de aplicación. La documentación que se genera en esta disciplina puede versar sobre el tratamiento de los derivados del crudo, los procesos de minería, de manufactura de alimentos o los controles de procesos y de calidad. En consecuencia, se puede adivinar con facilidad la amplia cantidad de disciplinas distintas que pueden llegar a concurrir en un solo documento.

El traductor o la agencia que se encarguen de los proyectos de traducción química no solo deben conocer las particularidades de cada uno de sus campos de aplicación, sino que deben estar familiarizados con el formato de los documentos y comprender el uso final de los textos para adaptar las expresiones que aparezcan en ellos a la exigencia del destinatario.

Dadas las exigencias de las traducciones químicas, el perfil de traductor que se recomienda es el de un profesional internacional experto en la materia: un traductor de los que colaboran con una agencia como sanscrit.