¿Cómo afecta la calidad de un texto a su traducción?

Es frecuente que toda agencia que preste servicios de traducción profesional ofrezca proyectos llave en mano a sus clientes. No obstante, hay ocasiones en las que el resultado final no se ajusta a lo esperado o el proyecto tarda demasiado tiempo en llevarse a cabo. ¿Hasta qué punto estos desajustes son atribuibles al traductor o a la agencia?

Y es que hay una cosa que sí que está en manos de la empresa que encarga estos trabajos: preparar previamente los documentos originales antes de enviárselos al traductor. Este proceso suele llevarse a cabo en las revisiones internas.

¿Qué es la revisión interna de textos?

Las revisiones internas consisten en validar previamente ciertos atributos del texto que se va a traducir. Estos atributos pueden ser de lo más variado y, aunque no exista una checklist estandarizada para la revisión, hay tres puntos clave que afectarán a la calidad de la traducción.

Legibilidad

En este punto, se analizan las características del archivo que el cliente comparte con la agencia de traducción. Puede tratarse de un documento escaneado o como una imagen, o bien a través de un sistema OCR (Optical Character Recognition). Otra posibilidad es que la agencia reciba el texto a traducir directamente en papel.

En cualquiera de los casos, las revisiones internas deberían garantizar la correcta legibilidad del texto para la agencia o el traductor. En este sentido, cabe destacar que los errores de interpretación de caracteres son más frecuentes cuanto menos legible resulta el archivo original.

Coherencia terminológica

La coherencia terminológica (también llamada consistencia, aunque no sea el mejor término para designarla) es un requisito básico de la traducción profesional. Consiste en respetar siempre la misma traducción en los mismos pares de palabras de ambos idiomas que aparecen dentro del mismo texto.

Sin embargo, tratar de mantener la univocidad de tales correspondencias terminológicas suele obviar las polisemias y, en ocasiones, la traducción final queda demasiado pobre lingüísticamente hablando.

Estilo

Las normas de estilo de cada texto suelen estar determinadas por los estándares de formato propios de cada área de especialización o, simplemente, por la costumbre del cliente. A priori, ambas opciones son válidas.

El problema surge cuando el cliente trata de conservar unas normas de estilo que contravienen las directrices o estándares propios de la disciplina profesional a la que pertenece el texto original. Por ejemplo, no aplicando criterios correctos a la hora de sustituir puntos (.) por comas (,), al usar las mayúsculas o al escribir unidades de medida.

¿Cómo puede ayudar el cliente en la revisión de los textos que quiere traducir?

Aunque las agencias cuenten con personal dedicado a la revisión de textos, existen ciertos tips que pueden seguir los clientes, no ya para facilitarle el trabajo a la agencia o al traductor, sino para conseguir una traducción de calidad. De esta forma, disminuirán las probabilidades de que el resultado final no se ajuste a sus requisitos.

Por ejemplo, puede que sea necesario que el cliente especifique previamente a la agencia o al traductor en qué vocablos no es necesario conservar la coherencia terminológica para enriquecer el texto. Además, si el cliente pide que se utilicen herramientas TAO, puede ser muy útil que proporcione una base terminológica propia con reseñas y comentarios relacionados con las posibles polisemias que presenta el léxico del escrito a traducir.

Asimismo, se recomienda cuidar previamente el formato del texto de origen, evitando borrones o caracteres poco legibles. El porqué de esta revisión interna es evitar que el traductor profesional tenga que “adivinar” lo que hay escrito en alguna parte del documento. Esta labor es muy importante, porque, una vez que se digitaliza el archivo y pasa por una herramienta TAO, el error de lectura podría propagarse con suma facilidad.

Con respecto a las normas de estilo, hemos de recalcar que cada traductor, en calidad de especialista en su campo, suele conocer las peculiaridades de cada tipo de documento. Obviamente, toda agencia o traductor internacional admitirá sugerencias de estilo y tratará de ajustarse a lo que pida el cliente, pero convendrá distinguir entre sugerencias y “exigencias”.

La experiencia internacional que tenemos en sanscrit como agencia de traducción especializada, unida a nuestro empeño por dar a nuestros clientes siempre una traducción de la máxima calidad nos lleva a formular estas recomendaciones sobre revisión de textos. Aunque siempre nos comprometamos a entregar los proyectos de traducción con la máxima calidad, ¡no podemos dejar de dar a nuestros clientes estos consejos!

Tags:
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Alejandro Gonzalez
info+alejandro@sanscrit.net

Es redactor de contenidos con una trayectoria multidisciplinar; sus conocimientos lingüísticos y su experiencia en Traducción, Tecnología y Marketing le permiten convertir las ideas a palabras con facilidad.