people raising hands

¿La traducción siempre consiste en traducir?

El léxico en catalán propio de la fiesta de la Mercè pone de manifiesto que, por muy paradójico que sea, en el ámbito de la traducción no siempre hay que traducirlo todo.

Feliç dia de la Mercè! En torno al 24 de septiembre, la ciudad de Barcelona se tiñe de fiesta. A lo largo de una semana aproximadamente, la cultura tradicional catalana se despliega por las calles de este emblemático icono modernista para rendir homenaje a la Virgen de la Merced. La patrona de la ciudad condal, popularmente conocida como la Mercè, congrega cada año a miles de personas que tienen la oportunidad de disfrutar al aire libre de las actividades culturales, artísticas y festivas regionales barcelonesas más representativas. Todos ellos están profundamente arraigados a la tradición catalana y, por esa razón, no es de extrañar que los elementos y actividades propios de la Mercè se designen mediante términos en catalán.

Si una palabra no cuenta con un equivalente acuñado, lo más habitual es dejar el término en lengua original y añadir un inciso explicativo.

La Mercè es una oportunidad perfecta para mostrar la riqueza cultural popular catalana. Con el fin de alcanzar este objetivo nos preguntamos ¿cómo se pueden traducir palabras propias de la Mercè, tales como correfocs, castell, casteller, cercaviles, sardana, trabucaires, colles, bastoners, capgrossos o esbart? En primer lugar, hay que plantearse si todas ellas cuentan con una traducción oficial en cada idioma, lo que se conoce como equivalente acuñado. En caso de no ser así, lo más habitual es dejar el término en lengua original y añadir un inciso explicativo o algo de información que ayude al receptor a comprender el concepto del que se habla. Y es que, aunque parezca una paradoja, en el ámbito de la traducción no siempre hay que traducirlo todo.

Si un referente cultural cuenta con un equivalente en otra lengua, se abre un debate muy interesante, pues hay dos opciones: traducirlo o no.

Por el contrario, si existieran equivalentes para referentes culturales en catalán, ¿cómo se habría de proceder: se traducen o no? Esta pregunta abre un debate muy interesante entre dos posibles opciones. Por un lado, los términos originales se pueden traducir para garantizar la comprensión de aquellos receptores no catalanoparlantes y asegurar la difusión del legado catalán fuera de sus fronteras. Por otro, se podría optar por no traducir las palabras originales como forma de respetar, reivindicar y dar a conocer la cultura de partida. Asimismo, también se podría tomar una decisión en base al idioma en el que una determinada palabra resulta más idiomática.

Traducir o no una palabra que cuenta con un equivalente en otro idioma depende del encargo de traducción y de la decisión del cliente.

A la hora de elegir cómo proceder no hay respuestas correctas o incorrectas. Existen varias opciones perfectamente válidas. Escoger unas u otras dependerá de las características de cada encargo de traducción y, por supuesto, de la voluntad del cliente, que es quien tiene la última palabra.

María Soria
msoria@sanscrit.net

Es filóloga inglesa, editora y traductora inglés-español. Apasionada de la escritura, tiene amplios conocimientos en corrección de textos en español y traducción literaria, humanística y jurídica. Ha traducido y autopublicado en Amazon varios relatos breves. En sanscrit, se ocupa del marketing. LinkedIn | Web