¿Puedo o no puedo? ¿es políticamente correcto?

Lo políticamente correcto invade la producción de textos de forma que, en algunos casos, tiende a lo absurdo. Un sentido de “políticamente correcto” que todos deberíamos aplaudir es que fuera sinónimo de respeto y prudencia. El redactor podría usarlo, así, como una conciencia que ayuda a contemplar el mundo entero aunque sólo conozca un minúsculo retazo.

¿Puedo o no puedo? ¿es políticamente correcto?

Cuando la lengua vehicula intereses, un concepto simple como éste se convierte en un arma de manipulación, de disfraz o de tergiversación. Por ello, usemos lo políticamente correcto con el fin de evitar ofensas pero también para descubrir engaños.

Juan José Millás  escribió un artículo mordaz sobre las palabras “incorrectas” publicado en El País en mayo del 2012: AMEN

La palabra panceta tiene prohibida la entrada en todos los poemas, igual que la palabra sebo o la expresión lentejas con chorizo. Hay a la entrada de la poesía, como a la entrada de las discotecas, gorilas tatuados que dicen tú sí, tú no, gorilas que no conocen el usted, que tampoco dejarían entrar a la palabra usted en un local de alterne al modo en que en muchos clubes no dejan entrar a los negros o a los asiáticos o a los de Cabezón de la Sal. Por qué yo no, pregunta la palabra rechazada. Es sábado noche y a las palabras les gusta abandonar la frase en la que viven o malviven y echar una canita al aire. Por qué yo no. Tú no por panceta y tú no por sebo y tú no por gilipollas, responde el gorila tatuado, como si la palabra gilipollas fuera boba, que viene a ser lo mismo que pensar que la palabra lista es lista y la palabra baja, baja, y que la expresión reforma laboral significa reforma laboral en lugar de despojo, robo, abuso, usurpación, saqueo, latrocinio, atraco, depredación, asalto, violencia. Violencia, se entiende, laboral y asalto laboral y depredación laboral y atraco laboral y latrocinio laboral y saqueo laboral y usurpación laboral y abuso laboral y robo laboral y despojo laboral. Urge introducir en un poema la expresión reforma laboral, no en un poema lírico, claro, donde para mi gusto encajarían mejor la panceta y el sebo, tampoco en uno de carácter místico, en el que no sobrarían sin embargo las lentejas con chorizo, pero sí en una poesía de denuncia, que es ahora mismo la poesía de las clases amenazadas por los gorilas gubernamentales que pretenden dictar el significado de las palabras. Un poema que quede en la memoria del movimiento obrero y de la insumisión ciudadana y de la lucha sindical, un poema, por Dios, que los retrate y nos retrate para siempre, por los siglos de los siglos, amén.

photo credit: EvelynGiggles via photopin cc

Mar Gisbert
Author: Mar GisbertWebsite: http://www.sanscrit.net
Responsable àrea lingüística

És redactora i correctora. Es dedica a l'ensenyament i a l'elaboració de documents: llibres, material lingüístic i articles. De formació filològica està especialitzada en llengua d'empresa. Acompanya a sanscrit des de la seva creació.


Qui som?

sanscrit consult, s.l.

"sanscrit" vol dir "perfectament fet". Ve de sam (completament) i krita (fet, obra).

Per aquesta raó, l'objectiu prioritari de sanscrit és donar la millor qualitat en tots els nostres serveis.

Els nostres serveis

Traducció

Traducció

Alemany, anglès, àrab,...

Interpretació

Interpretació

Alemany, anglès, àrab,...

Redacció

Redacció

La comunicació és...

Revisió

Revisió

La credibilitat va...

Contacta'ns:

C/ Rector Ubach, 9, 1-1

08021 Barcelona, ES

+34 717 711 130

info@sanscrit.net

sanscrit consult, s.l.

@sanscritNet

Blog

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5